30/11/2012: Las facturas, el gran enemigo

Como bien dice el título, el mayor enemigo que tenemos en el consumo de energía  es la factura. Cada vez que llega nos enfadamos y empezamos a pensar que debemos hacer algo para reducirla. Pero esto no es una tarea fácil si se desconoce cómo hacerlo de manera efectiva.
Una parte importante para poder reducirla es aplicar los consejos y trucos que vamos proponiendo en el blog sobre cómo ahorrar energía, pero también es muy importante conocer la información que viene en la factura para saber lo que realmente estamos pagando.
Las facturas a nivel doméstico tienen tres partes diferenciadas:
  • En la primera vienen los datos del contrato, donde se detalla el nombre del cliente, la forma de pago,…
  • En la segunda se muestran los datos de facturación, donde entran las partes que se cobran, los términos de potencia y energía, las penalizaciones, los impuestos,..
  • Y en la tercera viene más detallado el consumo que se ha producido en el período de facturación.
Pero lo que realmente importa es la parte en la que viene lo que se paga. Los términos de potencia y energía se conocen también como la parte fija y la variable respectivamente. En el término de potencia se nos muestra la potencia que tenemos contratada, que es la máxima  a la que podemos llegar, y se paga dependiendo solo de ese valor sin influir la energía consumida. Mientras que el término de energía sí depende de la energía que consumamos durante el período de facturación, dependiendo el precio de esta parte totalmente de lo que gastemos.
Después de esto, está la parte destinada a impuestos, donde entra el impuesto eléctrico, el alquiler del contador y el IVA.
También se nos da información acerca de a quién va destinado el pago, desglosándolo entre costes del suministro eléctrico, donde aparecen los conceptos de producción y distribución de la energía y la retribución a las redes eléctricas; y el resto de costes, que son los recargos y los impuestos.
Por tanto, a partir de conocer estos conceptos podremos saber mejor a que parte atacar para poder reducir la factura.
Pero aún sabiendo esto, tampoco es fácil saber cómo actuar, por eso es muy recomendable  buscar ayuda de profesionales.
Por ejemplo, una ayuda bastante rápida y sencilla nos la puede dar el sistema SEINON, del que ya hemos hablado, pues cuenta con una parte en la que nos puede asesorar de manera efectiva en cuanto a temas de facturas.
En su Asesor Energético Virtual (AEV), posee una opción para analizar las facturas y darnos información muy válida sobre ellas e incluso proponernos soluciones efectivas, como por ejemplo cambiar la potencia contratada si esta es demasiado elevada, problema bastante común.
En el siguiente vídeo podemos entender un poco mejor como SEINON analiza las facturas:

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X