22/01/2013: La energía hidráulica


Seguimos con las renovables, después de ver la energía solar y la eólica, es ahora el turno de la energía hidráulica.
Como bien deja ver su nombre, es la relacionada con el agua, es la que aprovecha la energía cinética y potencial de las corrientes de agua, los saltos o las mareas para generar electricidad.
Este tipo de energía es utilizada desde muy antiguo, ya que se utilizaba la fuerza del agua en los ríos para hacer girar las palas de los molinos rurales. Esto aún hoy en día se puede ver, aunque de manera puntual en lugares muy tradicionales. Desde estas primeras aplicaciones, ha ido evolucionando hasta llegar a las grandes centrales hidroeléctricas situadas en presas para aprovechar los grandes saltos de agua.
La generación de este tipo de energía se produce aprovechando la energía cinética y potencial que posee el agua circulando por los ríos y las presas. Las centrales hidroeléctricas se sitúan en lugares propicios para ello, donde el salto de agua es importante y puede ejercer su función. Al caer el agua, pasa por una turbina eléctrica que transmite la energía a un alternador para finalmente transformarla en energía eléctrica.
Como todos los tipos de energía, tiene sus ventajas y sus inconvenientes:
Ventajas:
  • Ventajas propias de una energía renovable, y además de muy alto rendimiento energético.
  • Debido al ciclo del agua, es inagotable.
  • Se trata de una energía totalmente limpia que no genera ningún tipo de emisiones ni contaminación.
  • Las presas cumplen una segunda función de almacenamiento de agua para abastecer fácilmente a cualquier tipo de necesidad.
  • Los costes de operación son muy bajos y suelen estar muy automatizadas.
  • La vida útil de las centrales hidroeléctricas es muy larga.
Inconvenientes:
  • La construcción de presas produce la inundación de una gran extensión aguas arriba, pudiendo quedar sumergidos grandes terrenos fértiles, e incluso pueblos enteros.
  • Las presas pueden generar desequilibrios en la naturaleza y ecosistemas de los ríos, tanto aguas arriba como aguas abajo.

En conclusión, aunque la construcción de grandes presas puede generar impactos negativos al entorno natural, los beneficios desde un punto de vista ambiental son muy positivos por tratarse de una energía renovable de muy alto rendimiento energético.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X