2/04/2013: Reducir, reutilizar y reciclar


Cuando hablamos de ahorrar energía solemos centrarnos en proponer consejos o trucos que directamente hacen que el consumo de la energía propiamente dicha sea menor, lo que es lo más lógico y lo que nos reporta más beneficios directamente, sobre todo desde el punto de vista económico.
Pero si tomamos el ahorro de energía desde un punto de vista más general y pensando también en la conservación del medio ambiente, hay muchas otras cosas que se pueden hacer, muchos consejos y trucos que llevándolos a cabo conseguiremos ahorrar energía y preservar el medio ambiente.
Se trata de la Ley de las Tres R: Reducir, Reutilizar y Reciclar. Estos tres conceptos, llevados a cabo harán que se reduzca considerablemente la energía que se utiliza para la fabricación y obtención de muchos productos que son necesarios, pero de los que se puede controlar el consumo adoptando sencillas medidas.
Reducir significa evitar derroches, no hay que consumir de forma abusiva. Además algunas medidas pueden ser de ayuda en este objetivo:
  • Utilizar envases reutilizables y de gran capacidad.
  • Llevar nuestra propia cesta de la compra, bolsa de tela o carrito.
  • Dar prioridad a la calidad frente a envases atractivos.
  • No se deben utilizar artículos de usar y tirar del tipo de platos, vasos, cubiertos, etc, de plástico.
  • Conservar los alimentos en recipientes duraderos.
  • No abusar del papel de aluminio.
  • En el caso de las pilas, son más convenientes las reutilizables y las verdes no contamnantes.
Reutilizar significa utilizar el máximo posible cualquier tipo de producto. Por ejemplo con los siguientes consejos:
  • No utilizar folios por una sola cara, y cuando necesitemos sólo tomar notas o realizar borradores, utilizar folios que no sirvan para otra cosa. Las fotocopias ser deben hacer por las dos caras.
  • La materia orgánica se puede utilizar en el jardín.
  • Las bolsas de plástico pueden utilizarse para otros usos como por ejemplo tirar la basura.
  • Nunca tirar los tarros de cristal, pueden tener diferentes usos. Pueden servir de recipientes para conservar la pasta, las legumbres, el arroz, etc, también pueden utilizarse como portalápices o similar.
Reciclar significa hacer un nuevo producto utilizando antiguos sin necesidad de utilizar nuevas materias. Para poder contribuir a esta labor se pueden seguir algunas de estas pautas:
  • Separar la basura por bolsas, entre una para materia orgánica, otra para papel y cartón, para vidrio y otra para plásticos, bricks, latas, etc , coincidiendo con los diferentes tipos de contenedores que existen.
  • Nunca tirar las botellas de vidrio con tapones de aluminio, puede tirar al traste todo lo conseguido separando.
  • No confundir los cartones de leche, zumo y similares tirándolos al contenedor de papel y cartón.
  • Los medicamentos deben tirarse en contenedores especiales en las farmacias y nunca en la basura normal.
  • También existen contenedores especiales para bombillas y tubos fluorescentes.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X