19/02/2013: El mercado eléctrico en España III


Toca finalizar la información sobre el mercado eléctrico en España, del que ya hemos visto sus generalidades, cómo se trata de un mercado liberado a medias y el proceso que lleva a la electricidad desde donde se genera hasta donde finalmente se consume. Pero para acabar cerrando correctamente la información, hay que conocer otros elementos que también intervienen en el proceso. Se trata del operador del sistema, las distribuidoras, las comercializadoras, el operador del mercado y los agentes reguladores.
Operador del sistema:
Ya hemos hablado antes de la problemática que genera el hecho de que la electricidad no se puede almacenar, por lo que se debe generar justamente la que se va a consumir y prácticamente en el mismo instante. De esto es de lo que se encarga el operador del sistema, de equilibrar la demanda con la generación producida, o dicho en otras palabras, de garantizar la seguridad y continuidad del suministro eléctrico.
En España este operador del sistema es también Red Eléctrica y lo hace a través de del Centro de Control Eléctrico (CECOEL).
Normalmente este proceso se programa en base a datos estadísticos de factores como la estacionalidad, los festivos, etc, pero siempre pueden surgir imprevistos que debe solucionar el operador pidiendo más generación a las centrales.
Empresas distribuidoras y comercializadoras:
Tradicionalmente las empresas distribuidoras eran a la vez las comercializadoras de la energía eléctrica, pero tras la nueva regulación se produjo una separación entre ambos tipos. Aunque en la mayoría de ocasiones son la misma empresa que ha separado ambas actividades.
Las distribuidoras son las realmente encargadas de llevar la electricidad desde la red de transporte hasta sus consumidores finales, y por tanto de la explotación, el desarrollo y el mantenimiento de las instalaciones de distribución. Son las propietarias del cable que llega hasta el consumidor e incluso del contador de medida, pero no son las que cobran por la electricidad, es aquí donde aparecen las comercializadoras.
Estas últimas son las que venden la electricidad que circula por la red de distribución a los consumidores finales. Su actividad es de compra-venta de energía.
Hay que distinguir entre comercializadoras de mercado libre y las que están reguladas y ofrecen las tarifas de último recurso o TUR.
Operador del mercado:
Este es otro elemento que controla el mercado eléctrico, pero desde un punto de vista económico, se encarga de la gestión económica para que la electricidad sea un mercado de compra-venta.
En España el citado operador del mercado es OMEL,  encargado por tanto de la gestión del sistema de oferta de compra y venta de energía eléctrica.
En este punto aparece el mercado mayorista de electricidad supervisado por el nombrado operador y que se denomina “pool eléctrico” en el que intervienen productores, distribuidores, comercializadores y consumidores cualificados de electricidad. Este concepto de “pool eléctrico” y su funcionamiento lo dejamos para verlo más detalladamente en otro post.
Agentes reguladores:
Este es el último elemento que aparece en el mercado eléctrico español y se encarga de supervisar y controlar el buen funcionamiento del sistema y el cumplimiento de sus reglas. De ello se encargan dos organismos: el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (MITyC) y la Comisión Nacional de la Energía.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X