14/03/2013: Decidir comparando

By 14/03/2013Casos prácticos


Como bien es sabido nos enfrentamos a una dura crisis económica que como todo el mundo sabe, ha afectado de manera especial al sector de la construcción y por tanto a todo lo relacionado con él, que no es poco, ya que una gran parte de la economía se basaba en ella.
Vamos a centrarnos en una empresa de tratamiento de áridos, que lógicamente, por las razones que acabamos de explicar, ha disminuido su producción de manera importante. Durante los años de explosión del sector decidió crecer y abrir nuevas plantas llegando a un total de tres, pero esto se hizo insostenible y decidieron cerrar una y mantener la producción con las dos restantes.
Es en este punto donde entran los criterios energéticos para decidir cual se cierra de las tres, pues en este tipo de plantas el consumo energético es básico y posiblemente uno de los gastos más importantes.
Pero llegados a este punto, saber qué planta es la menos eficiente energéticamente es una tarea complicada, que sin ayuda puede ser imposible, ya que criterios del tipo de dejar la que más produzca pueden ser totalmente erróneos desde el punto de vista de rendimiento energético.
Por lo que la empresa decide dar un paso muy importante para solucionar este problema y que posteriormente le servirá para continuar ahorrando energía en la producción de las dos plantas restantes. Decide instalar el sistema de gestión energética SEINON del que ya hemos visto muchas utilidades y del que vamos a ver otras nuevas que nos ayudarán a solucionar el problema al que nos enfrentamos.
Para enfrentar el problema adecuadamente veremos dos criterios que nos ayudarán a decantarnos por la planta menos eficiente.
El primer criterio y el más importante de cara a tomar la elección final es el análisis del rendimiento energético de cada planta, esto lo consigue SEINON, como ya vimos en un post anterior para una industria de impresión de papel. En este caso, SEINON, tras analizar cada una de las plantas de tratamiento de áridos, muestra su rendimiento en kWh/tonelada de árido tratado.
Aunque probablemente este sea el criterio definitivo, en el caso de que hubiese dos muy similares, tenemos otra posibilidad que nos puede ayudar a tomar la decisión final. Como bien sabemos, una planta de este tipo no sólo es el tratamiento de los áridos en sí, también tiene oficinas y otras instalaciones, que también consumen energía, por lo que dependiendo de cómo sea este consumo, nos podemos decidir por una u otra planta.
Para comparar estos consumos, SEINON tiene otra utilidad perfecta, se trata del benchmarking, que se basa en comparar sedes de una misma organización, mostrando consumos totales o incluso diferenciando por tipos de consumo como iluminación, calefacción,…, lo que proporciona datos muy precisos de qué sede es la que más consume.
Aplicando todo lo visto al caso que nos afecta, SEINON proporciona datos muy interesantes en cuanto a los rendimientos energéticos, hay una planta que sobresale muy por encima de las demás, por lo que se descarta totalmente su cierre. En cuanto a las otras dos, se da el caso que comentábamos de rendimientos muy similares, con lo que se acude al benchmarking, que nos ayuda a decidirnos claramente por la que más energía total consume.

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

X